Vestuario para una sesión preboda

Sois muchas las parejas las que preferís este tipo de sesiones a las postbodas. Algunos de los motivos son: tener imágenes para vuestras invitaciones o bien para decorar la celebración, conocer más a fondo al profesional que os realizará las fotografías de vuestro enlace, guardar un recuerdo más «informal»…

El caso es que una de las preguntas a las que más nos enfrentamos los profesionales de éste sector es: ¿y cómo me visto para la sesión? en primer lugar recordad que sois dos y tendréis que «sincronizaros» pero sigue leyendo y te aclaro algunos puntos:

¿Cambio de vestuario?

Un punto importante es si os vais a traer algún cambio (o lo traemos nosotros). Es algo muy personal pero también depende de lo acordado con vuestro fotógrafo (la duración de la sesión, si habrá ambientes muy diferenciados…). En todo caso siempre os aconsejo un cambio de REPUESTO.
Debido a que en su mayoría se trata de sesiones en exterior, y a veces bastante movidas, podemos sufrir percances como ensuciarnos o mojarnos la ropa.

Por el resto, en términos generales, si no hay «accidentes» de los mencionados anteriormente prefiero usar un solo vestuario ya pactado con antelación. No olvidemos que se trata de un día informal y debe de resultar en conjunto natural.


¿Colores?

En éste caso también dependerá de la localización. Aunque aconsejo muy a menudo que vuestro vestuario sea en tonos claros (blancos y crudos) para poder daros más luz. También prefiero tonalidades parecidas o contrapuestas. Si es cierto que los paisajes urbanos aceptan mejor los colores neutros (grises, pasteles empolvados, blancos y negros…), mientras que las sesiones ne montaña los cálidos (marrones o rojizos, mostazas, rosas…) y la playa tonalidades más frías (azules/verdes), estamos hablando de generalismos y dependerá mucho del efecto a conseguir y de los rincones concretos en los que se vaya a desarrollar la sesión.


Complementos

El mejor consejo que puedo daros en éste sentido es que no llevéis nada con lo que vayáis a sentiros disfrazados. Es por ésto que también prefiero que la ropa y los completos los llevéis vosotros y que sean parte de vuestro armario.
Procurad que sombreros, bolsos, foulares… cumplan con los mismos consejos sobre colorímetria: colores parecidos o contrarios y acordados antes con el fotógrafo.


Estilo

El estilo general va mucho más allá que los colores y los complementos que deben ir en armonía. La labor de los estilistas es más delicada de lo que mucha gente se piensa, cuando no disponemos de ésta figura es bueno que nos preguntemos cómo somos.
Deportista, bohemio y folk, tecnológico, minimalista, rockero… ¿qué queréis mostrar de vosotros? ¿con qué ropa os sentís más idenficados? no tengáis ningún miedo de jugar si sois arriesgados (siempre acordándolo antes de la sesión) pero tampoco queráis abusar de la extravangáncia si tendéis a ser conservadores.
Esto último unido a la comunicación con vuestro fotógrafo hará que os sintáis seguros respecto a como ir vestidos el día de vuestra sesión.

This Post Has One Comment

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *