Todo sobre tu sesión Preboda

La preboda, o lovestory o sesiones de pedida, es el reportaje previo de a vuestro enlace. Son una de las opciones (junto con la postboda) a elegir a la hora de hacer packs de boda con vuestros fotógrafos o videógrafos.

Muchos fotógrafos vemos imprescindible la preboda y por eso quiero presentárosla un poco mejor:

¿Para quién va dirigida?

Evidentemente para los futuros novios. Sin embargo no falta quién quiere incluir hijos o mascotas en alguna de las tomas. En todo caso es recomendable que sean fotografías íntimas y que no incluyan a muchas personas. Familiares o amigos pueden tener su lugar el dia del enlace o en una postboda.

 

Características:

Es un shooting que suele ser corto (aprox. 1h o menos) con imágenes que puede estar más posadas o ser muy espontáneas, pero siempre en un entorno y momento más controlado. En todo caso el resultado debería ser fresco y relajado y presentaros como pareja: complicidad, romanticismo, humor, ternura… suelen ser las emociones que más aparecen este tipo de tomas.

También es una sesión muy importante para nosotros como fotógrafos, nos sirve para conocernos mejor, ver vuestro estilo y que nos sintamos todos juntos más cómodos. Ponerse delante de una cámara puede imponer a algunas personas, es básico ver que no pasa nada y que podemos sacaros favorecidos sin problema.

Por último hay un tipo de sesión en auge aunque menos habitual en nuestro país: la de pedida. Se trata del reportaje de la pedida de mano, pero esta puede ser real y espontánea o, para los más «atrevidos», una simulación de la pedida original. El resultado nos da mucho juego y puede ser muy divertido.

 

Tips:

  • Acordar la sesión con, al menos, unas semanas de antelación a la boda. Los últimos días podéis estar más nerviosos y preocupados por los preparativos de última hora.
  • Podéis usar alguna/s de las fotografías de la sesión para decorar el lugar del enlace o celebración, también podéis usarlas en vuestras invitaciones. Es bueno planificarlo con bastante antelación.
  • Mantened siempre una comunicación fluida con vuestro fotógrafo, antes y después de la sesión.
  • Pensad en algún lugar o cosa que os guste hacer: ir al cine, pasear por el centro, algún deporte, etc. Incluso el lugar donde os conocisteis o el de la pedida. Podemos incluirlo en la sesión o que sea vuestra localización.
  • Id vestidos como os sintáis más cómodos pero comunicadlo antes al fotógrafo. Puede que os de unas indicaciones en cuanto a colores o estilos de vestimenta pero nunca deben de resultaros artificiales ni incómodos.
  • Las sesiones preboda suelen ser, en su mayor parte, en exteriores, sin embargo puedes plantear una sesión de estudio si vuestro fotógrafo las realiza.
  • Por último es bueno tomar una actitud de diversión. Será un plan diferente para pasároslo genial con vuestra pareja, ¡a disfrutar!

 

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *