16nueve / Últimas entradas / Que pedir en nuestra sesión de estudio

En las sesiones de exteriores o en lugares más conocidos es más sencillo que el ambiente sea distendido y las acciones que realicemos sean más naturales, pero en las de estudio la cosa cambia y la sensación de «estar posando» aún y cuando no haya posados como tal aumenta. Lo preparado del set y el que se trate de un lugar cerrado y extraño crea tensión y eso puede influir en el resultado final. Es por esto que debemos pedir unas cuantas cosas para sentirnos cómodos en nuestra sesiones de estudio. Ya pudiste ver nuestros 3 tips básicos antes de tu sesión de estudio en este entrada, aquí os dejamos con unos puntos importantes a la hora de pedir en nuestra sesión de estudio para fomentar esa comodidad, se trata de peticiones sencillas pero muchas veces poco obvias. Sigue leyendo si quieres saber más.

Buena comunicación con el o la profesional

Tanto comunicación previa como durante y después de la sesión. conviene garantizar que podemos expresar nuestros miedos al profesional. Conviene que se trate de expresión y no exigencia y que valoréis los consejos del experto puesto que tiene experiencia sobrada en estos casos, aún y eso es muy importante que os sintáis escuchados, que empatizan con vosotros y que no van a forzaros a nada a lo que nos os sintáis cómodos.

Un lugar donde descansar

Especialmente en sesiones largas conviene que exista un lugar habilitado para que descanséis: sillas cómodas, sofás, puff… lo necesario para que toméis un respiro y os relajéis. Esto es muy importante en sesiones newborn, donde también necesitaremos que sea un lugar cómodo para poder amamantar o dar el biberón sin que sufra vuestra postura.

Poder reponer energías

En sesiones muy largas de moda puede contratarse un servicio de catering, pero aunque no sea ese el caso siempre es conveniente que vayáis a un lugar donde poder disponer de agua mineral/filtrada, café y/o infusiones y quizás algún snack para reponer fuerzas. En el caso de no tenerlo es bueno que traigáis algo, sobretodo para sesiones donde participen los más pequeños de la casa. De igual modo puede ser interesante avisar de intolerancias, alergias o preferencias de los niños para no ofrecerles nada inadecuado.

Algún juguete o entretenimiento para los pequeños

Pueden ser muñecas, peluches, música o incluso juegos de mesa. Conviene que el lugar habilitado para las sesiones infantiles tenga algún estímulo por si hay ratos muertos o incluso para interactuar con ellos delante de la cámara. Es importante dosificarselos para que no tengan tanto protagonismo como para que el niño no quiera ponerse en el mismo set, o que se trate de objetos compatibles con la sesión en colores y estilo. Igual que en el punto anterior es muy recomendable conocer las preferencias del pequeño o incluso que traigáis alguno de los juguetes que más le gusta.

Disponer de baños y/o vestidor

No solo conviene disponer de un baño cerca si no de un lugar con la suficiente luz y lo suficientemente amplio como para poder vestirnos y observar bien el outfit. Esto puede ser un servicio correctamente iluminado y grande o un vestidor, lo importante es que se trate de un lugar cómodo.

Seguridad infantil

Las sesiones de estudio más largas son en las que intervienen niños y sobretodo bebés recién nacidos que muchas veces vienen acompañados de sus hermanos mayores. Es básico que el entorno esté habilitado para ellos y no haya objetos peligrosos a su alcance, de este modo también se evita la preocupación de los padres y fomentamos que os relajéis al no tener que estar tan pendientes de vuestros hijos.

Este es un resumen de algunos de los recursos y ambiente que necesitaréis pedir al profesional que se encargue de vuestras sesiones, ¿se os ocurre algún imprescindible más? dejádnoslo en los comentarios.