16nueve / Últimas entradas / Fotografía / Maquillaje para sesiones de estudio

El estudio ofrece muy buena definición por lo que es ideal para beauty y moda, pero debemos perder el miedo al estudio para cualquier tipo de sesión. En todo caso, hay que tener en cuenta esa definición de la que hablamos a la hora de maquillarnos si tenemos una sesión de estudio: brillos, tonos extraños, usos de los productos… pueden estropear o complicar algunas tomas. ¿Quieres conocer nuestras recomendaciones?

Un profesional

Por supuesto no podíamos pasar el post sin recomendarte que, si no quieres complicarte ni perder tiempo, recurras a un buen profesional del maquillaje que tenga experiencia en fotografía. Cabe hacer el recordatorio que, aunque creamos que nos apañamos nosotros, el resultado nunca va a ser el mismo que el que nos ofrecerá un especialista.

Control de brillos

El problema más habitual que nos encontramos en sesiones fotográficas de estudio debido al tipo de luz es que resalta mucho los brillos y textura de la piel. Es por eso que hay que procurar matificar adecuadamente no solo antes de la sesión sino también durante. No te olvides de traer unos polvos matificantes adecuados. Vigila con el uso del iluminador si éste es nacarado o contiene purpurina. Tampoco te excedas en el uso de polvos.

Productos

Ya no es que necesitemos productos muy caros y específicos para foto. Si debemos conocer que tipo de productos son adecuados para el uso del flash. Como decíamos uno de los que más usaremos serán los polvos matificantes. Pero éstos deben ser de un color similar al de nuestra piel y que no reflejen la luz. Esto solo lo podremos saber probándolo. Conviene que te hagas o te hagan alguna toma con flash en casa y observes si aparece el llamado «efecto fantasma», esto es que la zona donde te has aplicado los polvos aparece blanquecina comparada con el resto de la piel, es algo fastidioso de retocar y el resultado es antiestético. Por otro lado, si quieres hacer algún tipo de contouring vigila que la parte a iluminar no genere el mismo efecto y el producto sea mate. Algo de iluminador encima de los pómulos no quedará mal pero hay que vigilar mucho su uso, recomendamos no colocarlo hasta que no haya empezado la sesión y hacer pruebas graduándolo muy poco a poco. Lo mismo para los productos con «brillo» en el resto de la cara. En general funcionan mejor las texturas en polvo que las líquidas.

Color

El uso del color, cuando se trate de moda o beauty, estará totalmente supeditado al estilo de la sesión y al trabajo del equipo creativo. En el caso de otro tipo de sesiones conviene que te dejes asesorar por el fotógrafo. Si te gustaría algo en especial y no se trata de tonos muy neutros háblalo antes con él, siempre se puede hacer algo diferente pero con previsión para evitar sorpresas desagradables. Piensa que color y luz van de la mano y nuestro trabajo consiste básicamente en captar esa luz.