16nueve / Últimas entradas / Fotografía / 3 trucos para el uso del flash de mano

Seguro que has escuchado alguna vez aquello de que no hay nada como la luz natural. Es cierto que la luz natural, en según que momentos y condiciones, es sencilla y ofrece muy buenos resultados, pero también es verdad que muchas veces vemos como antinatural o antiestético el uso del flash porque no sabemos como utilizarlo bien. En el post de hoy te vamos a explicar 3 técnicas y trucos para que el flash sea tu amigo y así poder aprovecharlo al máximo.

Acostúmbrate al Strobist

La técnica del strobist consiste en replicar iluminaciones usadas en estudio pero con nuestro flash de mano. Para esto es necesario dejar de montarlo solo en la cámara y dispararlo remotamente. El kit básico consiste en un flash de mano, trípode con zapata para sujetarlo, disparador y distintos accesorios para modificar la luz. Los accesorios pueden ser ventanas de distintas formas y tamaños (aconsejamos no usarlas muy grandes debido a la poca potencia de estos flashes), conos, beauty… pero el más básico es el paragüas, bien traslucido o plateado y dorado para rebotar.
Es cierto que para poder sacar todo el jugo a ésta técnica conviene dominar bien la iluminación de estudio, pero sin duda es una buena manera de empezar a profundizar en ella ya que: es más económica, más compacta y pueden realizarse iluminaciones en exterior de un modo más fácil.
En cualquier caso es bueno que te acostumbres a sacar el flash de cámara y uses difusores mayores a la típica pestaña o la pequeña caja.

Rebota

El strobist es estupendo si queremos dominar más el resultado y ofrecer iluminaciones más favorecedores, pero es más estático. No podemos documentar un evento con iluminación de estudio y a veces precisaremos del apoyo del flash. ¿Solución? aparte de usar los pequeños difusores que tendremos a nuestro alcance uno de los recursos más prácticos es rebotar la luz. Al techo, a una pared o superficie cercana teniendo muy en cuenta tres cosas: distancia: por ejemplo si el techo o es muy alto la luz no llegará, Color: lo ideal es una superficie blanca o gris neutra teniendo en cuenta que, esta última, reflejará menos la luz, si rebotamos a zonas con colores vivos tenemos que preveer que aportarán a la imagen una dominancia de ese tono, esto puede ser especialmente problemático para las pieles o zonas blancas. Dirección: si rebotamos al techo la luz será en parte picada, si rebotamos a una pared situada a la derecha la luz provendrá de la derecha, conviene tenerlo en cuenta para analizar que nos resulta más conveniente en cada situación.

Iguala luces

¿Cuántas veces te ha pasado, al disparar con flash, que el sujeto a iluminar aparecía bien expuesto pero el fondo muy oscuro? esto es porque no hemos expuesto para el fondo de la imagen. Se trata de buscar la exposición correcta para que el fondo aparezca bien expuesto y ajustar el flash a esa exposición. Esto puedes hacerlo con algún modo automático de tu flash, o cambiando la potencia en manual. En este caso ten en cuenta la distancia de la luz al sujeto y los posibles modificadores que quitan pasos de luz.

Esperamos que éste post te sirva para amar un poco más tu flash y no desestimar su ayuda. Si te quedas con alguna duda consúltanos y te la responderemos en comentarios o en las siguientes entradas.